Google+

Comenzamos el año con noticias de las que nos gustan, no dejan de asustarnos, pero indican que aquello de lo que hablámos en Marzo de 2016 está cada vez más cerca. Y es que WhatsApp empezará a testar WhatsApp Pay en India durante el primer trismestre del año.

WhatsApp o FB Messenger con pagos dan mucho miedo y son una amenaza grande. Principalmente, por dos razones: la penetración que tienen cualquiera de las dos es casi total y la recurrencia de uso de sus usuarios es enorme. No olvidemos el dato que daba el Estudio Anual de Redes sociales de la IAB en 2017 “WhatsApp y Facebook son las redes más intensivas, con un uso diario del 97% y del 82%, respectivamente

Sin embargo, hablar de plataformas de mensajería / redes sociales con pagos integrados no es nuevo. Esta película ya la han rodado en China y otros países asiáticos. Y es que Marck no está haciendo con Facebook Messenger y WhatsApp más que un calco de lo que Ma Huateng ha hecho con WeChat en China y Takeshi Idezawa con Line en Japón.

¿Qué pasa en los países dónde esto ya ha ocurrido?

En China, WeChat, parte de Tencent, una de las Big 3 del Internet chino, se ha convertido en la plataforma líder en móvil. Hay negocios que nacen y se desarrollan en ella. Hasta han creado su propio banco. La gente la usa para pedir taxis (UBER no pudo competir con ellos y tuvieron que salir del país), pagar la factura de la luz o mandar “Hong baos” (sobres rojos con dinero) en las fiestas.

Si te pica la curiosidad y quieres saber más de Wechat, pincha aquí 😉

En Tailandia, donde Line era (y es) la app móvil más fuerte, pasaba algo parecido. En cierto modo, Line era EL medio que muchas PYMES usaban para hacer negocios, lanzar negocios amateur (probar mpv y/o testar demanda) y realizar todo tipo de compraventa de segunda mano. Sin embargo, un fenómeno aun más curioso en la región eran las “Instagram brands”, pequeñas marcas de nicho que se abrían su perfil en Instagram y cerraban la transacción en Line.

¿Qué podemos esperar que ocurra en Occidente?

En Europa y Estados Unidos, o bueno, en la(s) plataforma(s) nacida(s) en Occidente las cosas no han ido por el mismo camino, o no al menos hasta el momento. Las redes sociales han basado su negocio en publicidad, no en transacciones. Pero eso está cambiando finalmente. El “lo que ha pasado en China pasará en occidente” se lleva oyendo desde hace un par de año, aunque ahora parece que va en serio.

Más cuando hace unas semanas Marck Zuckeberg declaraba que su propósito para 2018 era “arreglar” Facebook. Este tema requeriría de otro post en sí mismo, ya que la gran pregunta es ¿puede Facebook ser salvado? Siempre y cuando su modelo de negocio se base en la publicidad, y hasta ahora es esa su forma de generar (grandes) ingresos, es difícil pensar en salvarlo ya que convertir el timeline en un tablón de anuncios es lo que ha hecho perder la comunicación entre personas. Pero como decimos, es un debate para unas cañas.

Aunque podemos esperar que WhatsApp Pay, o como quieran llamar al medio de pago de WhatsApp en Europa/US, acabe llegando; no podemos dar por hecho que contará con el mismo éxito que otras apps en Asia. No al menos sin sufrir un poco. ¿Se fiará “el usuario medio” de poner su tarjeta en WhatsApp? ¿Se verá como un medio de pago seguro?

Pensemos que en Europa ya tenemos medios de pago asentados, una población más tradicional (por no decir mayor) y adversa al cambio, y aplicaciones móviles lanzadas por o con el respaldo de bancos que no acaban de popularizarse entre los, digamos, “no millennials”.

Por el contrario, WeChat llegó a un país poco bancarizado y en una situación totalmente distinta.

Solo nos queda apuntar que “sólo el tiempo lo dirá”, pero de momento que se vayan preparando los bancos, entidades financieras y startups FinTech porque un nuevo (gran) competidor está llamando a la puerta.

 

Imagen | Jonas Leupe

+ Posts